Los gatos en Estambul no son algo agradable

Se estima que hay alrededor de 125,000 gatos viviendo en las calles de Estambul. Además de eso, también existen gatos que tienen un hogar, por lo que el número total de gatos en la ciudad es de aproximadamente 200,000. Por supuesto, constantemente nacen nuevos gatos, pero también mueren debido a enfermedades, vejez y peleas entre gatos. La esperanza de vida de un gato que vive en la calle es de unos pocos años a cinco, por lo que es considerablemente más corta que la de un gato doméstico.

Hay muchos gatos en países donde la religión dominante es el islam, ya que el gato se considera un animal puro y es apreciado en la religión. Por lo tanto, en Estambul, los gatos también son bienvenidos en las mezquitas. Sin embargo, en comparación con otras ciudades, hay una cantidad enorme de gatos en Estambul. La raíz de esta gran cantidad de gatos se remonta a la época del Imperio Otomano, cuando la mayoría de las casas eran de madera y, por lo tanto, había muchos ratones. Los gatos ayudaban a mantener la población de ratones baja.

Hoy en día, sin embargo, no hay ninguna razón por la cual haya tantos gatos. Pero así es como es en Estambul. Si visitas Estambul, es inevitable encontrarte con gatos en restaurantes, lugares turísticos, calles y tiendas. Están en todas partes. La mayoría de ellos son amigables y están acostumbrados a las personas. Te permiten acariciarlos y puedes tomarles fotos sin problemas. Algunos son un poco más tímidos y huirán si intentas acercarte.

Los gatos en Estambul son considerados un fenómeno encantador entre los turistas

Por alguna razón, la mayoría de los turistas que visitan la ciudad encuentran este fenómeno de alguna manera encantador. Después de todo, a quién no le gustan los gatos, y nosotros mismos los hemos acariciado. Sin embargo, somos conscientes en todo momento de que esto no está bien y nos entristece ver a los gatos en mal estado.

Algunos gatos parecen estar en buen estado. Tienen un pelaje saludable, se nota que comen y no muestran señales de enfermedades. Tal vez estos gatos no sean realmente gatos callejeros, sino que tienen un hogar pero, por alguna razón, se les permite salir a la calle para correr libremente. Sin embargo, hay una gran cantidad de gatos que claramente tienen conjuntivitis, heridas inflamadas o pelaje descuidado y heridas. Algunos están claramente demasiado delgados. Algunos cojean. Los gatos jóvenes tienen crías. Los machos pelean y algunos resultan heridos y sus heridas se infectan, algunos probablemente mueren en estas peleas entre gatos.

En las calles se ven muchos comederos, cuencos de agua y refugios hechos para los gatos. En general, las personas quieren cuidar de los gatos y se nota que los tratan bien. Juegan con ellos, los acarician y los alimentan. Sin embargo, cada gato merece un hogar. Un gato joven no debería estar constantemente teniendo crías y luchando por su territorio con otros. Cada gato merece un hogar amoroso.

Los gatos callejeros también tienen diferentes virus, como la leucemia felina, que es común en los gatos que vagan libremente por las calles. Los gatos que comen ratones vivos a menudo también tienen parásitos, por lo que esto también puede ser parte de la razón por la que algunos gatos están muy delgados, a pesar de que generalmente reciben suficiente comida.

El futuro de los gatos

En el año 2021, hubo finalmente un cambio en la ley de Turquía y actualmente los gatos callejeros son considerados seres vivos. Antes de esta ley, los animales eran considerados propiedad. Junto con la ley, también se implementó un reglamento que establece la posibilidad de recibir una pena de prisión de 6 meses a 4 años por delitos contra los animales.

La ley también obliga a esterilizar a todos los gatos callejeros. Probablemente esto no suceda de inmediato, pero el hecho de que la ley exista es un buen comienzo. Esperemos que se pueda implementar la ley y reducir la enorme población de gatos. Los gatos que viven en las calles también merecen un hogar seguro.

Si no te encuentras en Turquía pero estás leyendo este artículo, también puedes comenzar a prestar atención a los gatos en tu propio país, ciudad o pueblo. El lugar de un gato nunca debería ser la calle. El lugar de un gato está en un hogar cálido donde tenga comida, agua, compañía y la oportunidad de jugar y vivir una vida feliz. Los gatos deben ser esterilizados en lugar de permitirles tener crías constantemente. La población de gatos a nivel mundial es amplia y no es necesario que siga creciendo sin control. Los gatos que viven en las calles tienen una vida corta y dura en todos los aspectos.

También te podría gustar

Nahuel y Katri

Landingdos

Narradores viajeros

Bienvenidos a Landingdos. Somos Nahuel y Katri, una pareja viajera que sale a explorar el mundo.

Vivimos en Laponia Finlandia, con duros inviernos en nuestra furgoneta bautizada Artiko desde 2021. Con nosotros vive un peludo felpudo que dice ser un gatito, al cual hemos llamado Riepu. Los tres vivimos bajo un duro clima, con mucha nieve y viento, pero también dormimos con las  auroras boreales.

Antes de la pandemia, fuimos de mochileros para viajar Asia y Europa. En el año 2022 recorrimos Argentina con un auto viejito por tres meses. En agosto de 2022 empezamos nuestro viaje por Europa en Artiko, nuestro motorhome, por dos meses. Nuestra ruta fue Estonia, Letonia, Lituania, Polonia, Eslovaquia, República Checa, Alemania, Dinamarca y Suecia.

Aquí encontrarás Información sobre todos estos lugares y mucho más es lo que te espera en este página.

 

INSTAGRAM @LANDINGDOS